Las formas del tiempo

Por regla general, los relojes son redondos. Pero Apple es siempre la excepción e introdujo una nueva geometría para el tiempo. En su último lanzamiento, la marca presentó los nuevos tamaños del Apple Watch, de 40mm y 44mm. La gran diferencia con respecto a la serie anterior se encuentra en el espesor: de 11,4mm a 10,7mm. Puede no parecer mucho, pero en el uso tiene sentido: al modificar el tamaño, la pantalla ganó dimensión. El modelo de 44mm lleva una superficie de display de 977 milímetros cuadrados y un claro avance visual. Las bisagras de esta serie son más finas que en los modelos anteriores.

 

Con respecto a las correas, las opciones son más variadas. Apple incluyó modelos para un estilo de vida deportivo, así como también para un uso más social. Las correas de los modelos anteriores son adaptables a la serie 4, aun teniendo en cuenta el cambio en los tamaños.

 

La hora del futuro

Cuando hablamos del Apple Watch, ya no hablamos de mecanismos de relojería, sino de softwares y sistemas operativos. La serie 4 viene con el Watch OS 5, compatible con casi todos los modelos anteriores. Para este lanzamiento, Apple decidió elevar y evolucionar el software preexistente, en vez de re-diseñarlo enteramente.

 

Muchas de las funciones del Apple Watch se han mejorado y son más fáciles de usar, como por ejemplo Siri en altavoz. Para los fanáticos del deporte y la salud, este modelo tiene una característica única: un electrocardiograma. Con esta función, el reloj puede detectar latidos y frecuencias cardíacas extrañas, bajas o altas, emitiendo una alerta para que no pase desapercibido. Además, puede detectar caídas y resbalones: si el reloj no capta movimiento en menos de un minuto, llama al número guardado para casos de emergencia.

 

Una de las funciones más nuevas es la de Walkie Talkie, compatible solo para hablar en tiempo real con otros Apple Watches. Gracias a que la pantalla es más grande, las notificaciones tienen más detalle. La navegación por este gadget es realmente placentera: la combinación de su pantalla táctil y la Digital Crown (el dial) presentan una experiencia cómoda y amable para el usuario.

 

El lado Fit de Apple

Desde su primer lanzamiento, este dispositivo se mantuvo a la cabeza de los modelos deportivos. Con los nuevos cambios, la marca confirmó su lugar en el podio. A las rutinas de entrenamiento preexistentes en los modelos anteriores, se agregaron series para hacer yoga y para escalar, que luego se traducen automáticamente en la aplicación Health del iPhone.

 

En este modelo, el foco está puesto en las rutinas del usuario: cada hora, el reloj emite notificaciones que invitan a sentarse y respirar, a pararse y caminar un poco, dependiendo del ritmo cardíaco que se esté midiendo. Para acompañar un entrenamiento, el Apple Watch tiene conexión BlueTooth para música y para mensajes, permitiendo la autonomía del teléfono en estos momentos de cuidado personal.

 

El tiempo del tiempo

Si bien no se sabe con exactitud, según Apple la duración de la batería es de 18 horas. Como con todo gadget de este estilo, todo depende de cómo y cuánto se utilice. Se estima que si el uso es moderado, en modo GPS y conectado al iPhone por BlueTooth, puede durar hasta 24 horas. Al usarlo como celular (función que requiere pagos adicionales a compañías telefónicas), haciendo llamadas o enviando mensajes de texto, la duración es más corta.

 

En conclusión, la serie 4 de Apple Watch trae actualizaciones de valor, haciéndolo más amigable y fácil de utilizar, además de incluir nuevas funciones que mejoran el estilo de vida de sus usuarios. Pisa fuerte otra vez con su diseño rectangular y confirma esta decisión con una pantalla más grande y mejorada. Dentro del mercado el Apple Watch, es sin dudas la pulsera deportiva de mayor calidad.

 

¿Listo para poner el tiempo a prueba? Encontrá el Apple Watch en www.tecnoselect.com